De videntes y falsarios

GilgameshAmigos de Gilgamesh, Lo intangible0 Comments

A raíz de ver el penoso espectáculo ofrecido hace poco por una supuesta bruja otrora muy conocida , que se autodenominaba como “Máxima autoridad mundial del esoterismo” a la vez que proclamaba ser una Diosa sexual y otra sentencias por el estilo que te ahorro leer. Todo eso me trajo a la memoria una peticion que se me ha hecho muchas veces y que me resistía a contestar, en infinidad de ocasiones se me interpelaba sobre si fulana o mengano eran buenos tarotistas, o si conocía a alguno que realmente fuese bueno.
La respuesta no es sencilla, hay una serie de indicios o características que he ido captando basándome en mis conocimientos, experiencia personal y a las experiencias que me han relatado otras personas. Con esto no quiero decir que sea ninguna autoridad mundial del ocultismo,ni mucho menos que sea experto, mas bien todo lo contrario, un simple estudiante que llegó a esto a través de una característica personal, mi gran escepticismo. Mi primera toma de contacto con la videncia llego de la mano de La Disney, mas en concreto de una de las ediciones españolas de una de sus publicaciones, suena extraño , lo sé. Tenia una edición del primer tomo del ” Manual de los jóvenes castores” yo rondaría los 12 ó 13 años y estando convaleciente de alguna intervención quirúrgica pasaba el rato leyendo, entre otros conocimientos como saber donde esta el Norte observando en que lado del tronco del árbol crece el musgo, como hacer una pila eléctrica capaz de encender una pequeña bombilla de filamento con unas patatas y cosas similares, había una entrada que decía como adivinar el futuro usando una baraja francesa, presa del hastío busque una baraja que se usaba en mi casa para jugar al chinchón y procedí a barajar y extraer tres cartas como decían las indicaciones del libro y busqué el significado de las mismas en la lista que había que era mas bien somera y parca; de las tres cartas solo recuerdo una, la central, la reina de picas, el resultado final que leí era que una enfermedad me acechaba y que en unos días no iría al colegio, Hago notar que debido a estar recuperándome no acudía a clase alguna. No le dí más relevancia y pase a otras cosas como aprender a hacer fuego con una lupa, A los tres días pillé un resfriado de aupa que hizo que tuviera que estar aun más postrado en mi lecho de dolor. Antes de eso tuve una experiencia mística durante unas de las intervenciones a las que fui sometido que recuperé años después y supe interpretar su sentido. Pasaron años antes de que en mi afán de conocimientos me interesara en que era eso de la Astrología, como podían influirme a mi unas bolas gaseosas flotando en la inmensidad del espacio y que importancia podría tener que Júpiter pasara por delante de no se qué estrella; lo veía irrelevante y para lograr demostrar que eso eran paparruchas me puse a interesarme y estudiar en que supuestos principios científicos se basaban, Mas o menos por la misma época me contó un amigo que en su afán de conseguir la atención de cierta rubia ( teñida ) que pasaba de él, había acudido a una bruja y esta le había dicho un sencillo ritual con un tomate; tenia que coger un tomate, partirlo por la mitad e introducir pelos de la rubia o en su defecto una foto de ella, cerrar el tomate, envolverlo en una tela rosa y enterrarlo a la sombra del árbol donde había hablado con ella, y cada día debía ir a la hora en que la conoció a mear encima del enterramiento tomatil. Mi asombro no tuvo parangón, sobre todo porque se gastó la paga de tres semanas en pagar a ” la bruja”. Mi cachondeo fue máximo en aproximadamente las dos semanas que le acompañaba a mear la tumba del pobre tomate, pero antes las peripecias que paso para conseguir pelos de la peliteñida, al final con el concurso de un tercero, hijo de la peluquera de la adorada ,consiguió los cabellos anhelados y sepultó el tomate a la sombra de un castaño de indias que estaba en mitad de una plaza publica, de ahí el choteo que teníamos cuando a las 7 y media de la tarde le acompañábamos a que se sacara el miembro viril y orinara el fenecido tomate haciéndole pantalla para evitar el escándalo de semejante acción. Ni que decir tiene que lo único que consiguió fue algún que otro “guarro” proferido por algún viandante al observar las actividad mingitoria en tan poco discreto sitio, y la rubia……. se tiñó de castaña y dedico sus afectos a cierto individuo que conoció en la catequesis. De vez en cuando la veo por la calle con su marido y en alguna ocasión con alguna de sus numerosas hijas, tuvo 5 , y he estado tentado alguna vez de contarle las desventuras de su enamorado, que por cierto hoy en día esta por Burundi, no se si seguirá meando tomates a la sombra de un sicomoro, porque se metió religioso y misionero.

Ante tan magro resultado de esta y otras experiencias que fui conociendo, hizo que mi escepticismo creciera y pusiera en tela de juicio a los estafadores que, haciéndose pasar por curanderos, adivinos y similares,solo querían adivinar el contenido de nuestra cartera y ver la forma de hacer aparecer en su poder su contenido, pero a la vez al estudiar diferentes técnicas y conocimientos esotéricos fue despertando en mi y ante mi estupor, ciertas facultades paranormales que no publicitaba. Hay una máxima que dice que, “cuando el alumno esta prepaparado aparece el Maestro, y que cuando cumple su función este desaparece”, pero esa es otra historia que si te interesa ya desarrollaré otro día. Fui aprendiendo cada vez mas y a la vez conociendo a mucha gente, a algunos que se dedicaban a diversas mancias ( adivinaciones ) sanaciones, terapias variadas y a la vez a detectar quien solo era pura fachada y no había nada paranormal detrás sino mucha cara dura y ganas de sacar dinero.

Empecemos por un hecho, SIEMPRE hay que corresponder a servicio que se nos presta, puede ser desde un gracias, una muestra de afecto, o un pequeño regalo dentro de nuestras posibilidades. Es una forma de equilibrar el desgaste energético que se produce para prestarnos el servicio. Si alguien se dedica de forma casi exclusiva a la adivinación cuando va a la panadería, la panadera comete la ordinariez de cobrarle el pan, el carnicero igual, etc, así pues la dedicación exclusiva debe tener alguna compensación, !alguna¡ no cifras elevadas; los hay que cobran solo la voluntad y para ello tienen un cestillo , caja o similar para depositar el óbolo, no tocan directamente el dinero.
Al entrar en la consulta es importante fijarse en la escenografía, si de pronto te sientes como si entraras en un santuario lleno de iconografías diversas, Virgenes, santos católicos, santos profanos, deidades asiáticas etc. Aclaro dos particularidades en esto; por un lado la Santeria si que necesita de cierta parafernalia mezclando el caldero de los palos, con imágenes católicas y una especie de cocos con piedras incrustadas ( Eleguá), y quien tenga una profunda fe que si tendrá alguna imagen. Uno de los para mi mejores tarotistas te recibía en el salón de su casa ,donde tenia una fuente con agua manando rodeada de plantas y una imagen a tamaño natural de una Inmaculada. Hay que tener prudencia en eso, la excesiva abigarración de imágenes sobre todo si hay un buda alado de Yemanyá y una santa Lucia y algún que objeto vagamente esotérico, es parte de la escenografía que se montan para impresionar y no es necesaria, DESCONFÍA. Los verdaderos no necesitan escenografía.
El aspecto de la vidente ( son mas mujeres que hombres) también importa, fíjate si esta llena de anillos, pulseras,collares . Llevar un anillo con una piedra o una pulsera, collar esta bien puede ser ayudas, defensas, incluso pueden usar un par, pero llevar muchos metales diferentes o piedras sintéticas mal rollo. La vestimenta también te dará pistas no es necesario disfrazarse de nada, pero hay casos en los que se usan ropas holgadas de tejidos naturales normalmente de color claro para poder se limpiadas con facilidad y eso no es malo, pero si son túnicas con bordados, lentejuelas, no es buen indicio.
Si usa baraja fíjate en cual es, si sabes reconocer los diferentes modelos que existen, cuanto mas rara y extraña…… uhm ¿para que usar algo no reconocible?El colmo fue en una ocasión que vi como una en ese momento muy conocida vidente ,( por cierto si te interesa un día explico la diferencia que hay entre vidente, adivino, sensitivo, etc ), usaba una baraja PLASTIFICADA. Le pregunté el porqué y me contestó que así no se le estropeaba, que si no tenia que comprar barajas nuevas a menudo. El estado de uso de la baraja es también un indicio, una desgastada y vieja en un ambiente sencillo es muy buen indicio.
El uso de velas , inciensos puede ayudar a crear ambiente pero como todo con sencillez, no de forma ostentosa.
Y lo mas importante, la conversación que tengas con quien te interprete las cartas, posos, buzios etc. Una cosa es una charla digamos ” normal” y otra una especie de interrogatorio. Las videntes cumplen sobre todo una labor equiparable a los psiquiatras, mucha gente acude a sus consultas mas que buscando soluciones, para hablar de sus problemas y buscando ser escuchados y poder contar lo que les preocupa. El verdadero no inquerirá mucho, solo sugerirá donde te lleva la senda que tienes en ese momento y te podrá plantear en algún caso alternativas. estate atento a tretas del tipo “si eres casado corta con la mano derecha” o ” saca tantas cartas como hijos tienes” o expresiones similares, tampoco te cierres en banda y permanezcas mudo dejando que te “adivine todo” simplemente estate atento al tipo de preguntas que te hagan .
Espero que estas sencillas indicaciones te sirvan, no quiero ser mas explicito porque de la misma forma que a ti te pueden servir para detectar al sacacuartos de turno, le pueden servir a el/la para corregir y ocultar sus aviesas intenciones.
Y recuerda el unico artifice de tu futuro eres tu mimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *