Jaula o Libertad

GilgameshMás de dieciocho0 Comments

Hay momentos que deliberadamente, te ponen en situaciones complicadas, emocionalmente hablando.
Una de ellas y a la que me gustaría referirme hoy es a esas citas casi imposibles en las que el compi, casi te suplica que seas su novia o su esposa.

Siempre que se habla de sexo de pago, se hace con el desprecio propio que el disfrute de dos cuerpos, parece generar en muchas personas y colectivos, cuanto más si hay dinero de por medio.

Y es que, ofrecer sexo, gratuito, previo pago, por cenas, viajes, cruceros, escalar en posición social y económica es algo relativamente sencillo. Incluso el sexo por amor quedaría incluído en esa escala. Va, acepto pulpo y añado también, sexo por compasión.
Pero, otra cosa bien distinta, es que te pidan que simules caricias, besos, maneras de practicar sexo, que les recuerde a la persona amada, porque ella ya no le regala esos espacios y tiempos de intimidad.

Siempre que se habla de sexo de pago, se hace con el desprecio propio que el disfrute de dos cuerpos, parece generar en muchas personas y colectivos, cuanto más si hay dinero de por medio.

El sexo de pago, lejos de ser lo que muchas personas creen, es básicamente un intercambio de sentimientos a corto plazo, un reflejo fugaz de un amor que se perdió en la inmesidad de la rutina.
Acaso un color ambarino que emula a uno más intenso que ya se difuminó con el paso de los años.

Putas necesarias.
Putas imprescindibles.
Putas felices.
Putas mentirosas para hacer felices a otros.
Putas posibles.
Putas alcanzables.
Putas dulces como el café amargo.
Putas amargas como el más dulce caramelo.

Y es que, por más amarga que sea una puta, jamás lo será tanto como el amor acibarado que se respira en el ambiente de una caso en la que el amor voló y sólo dejó las plumas flotando en el aire y uno se cree la ilusión de que aún el pájaro anda volando por el salón.

La jaula vacía lo confirma.
Los pájaros vuelan libres, con la brisa de la tarde.
Las putas son los pájaros que trinan.

¿Tú, quién eres?

Paula

Gracias a Paula Vip por otro nuevo texto sin pelos en la lengua.Desde luego es para hacer pensar en lo que dice y analizar la realidad que rodea a muchas parejas.

Que cada uno se responda a esa pregunta de .¿Tú,quien eres? y vuelvo a pedir de nuevo respeto y no juzgar.Este y otros textos podeis encontrarlos en el siguiente enlace:

http://elblogdepaula.com/?s=jaula

Gracias a tod@s y cada uno de l@s compañer@s que aunque solo sea durante un corto espacio de tiempo nos dedicamos a poner fantasía en las personas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *