Genios-Parte I

GilgameshMitología7 Comments

El primer ser mitológico o fantástico del que voy a hablar, y haciendo honor a la ilustración que Kike Sorroche me ha permitido usar para este apartado, son los genios.

Estos seres fantásticos aparecen desde la antigüedad en varias culturas distintas como son la antigua Mesopotamia, Islam, Imperio Romano, etcétera.

Los genios en las tradiciones más antiguas, eran los espíritus de los pueblos desaparecidos, que actuaban de noche y se escondían al despuntar el dia.Segun otras fuentes son seres mágicos que viven en los planos elementales de aire, fuego, tierra y agua. Los podemos encontrar frecuentemente en el plano material primario, aunque pueden viajar además, a cualquier plano elemental y al astral. Cuando se encuentran en el plano material primario suele ser por invocación de algún hechicero o sacerdote. Pero de cualquier forma, ya como  seres creados por Dios, (para el mundo musulmán) o como   seres mitológicos elementales de la naturaleza, al igual que los duendes, según otras culturas todas coinciden que pueden según su talante, atacar o ayudar al ser humano de forma invisible o de de formas cambiantes, pueden ser animales, o mujeres hermosas que seducen a los hombres para quitarles la energía, similares a los súcubos. Pueden ocasionar la locura, atravesar paredes y seres vivos, desplazarse a grandes velocidades, convertirse en seres humanos y suplantar a familiares y conocidos. En muchas culturas, la árabe sin ir más lejos es posible dominarlos mediante un objeto, para convertirlos en esclavo, podemos recordar el cuento de “Aladino y la Lámpara Maravillosa” que forma parte de “Las Mil y una Noches”

Los Genios en la Cultura Mesopotámica están asociados al ámbito divino, aunque no pueden considerarse dioses, sino principalmente, guardianes o seres tutelares de lugares donde los hombres no debían tener acceso. Los genios aparecen en una posición intermedia entre el mundo de los dioses y el terrenal, posicionándose en la escala inferior del panteón sumerio; sus acciones siempre son bondadosas y se suelen asociar a circunstancias protectoras.

Los Genios para el mundo árabe del árabe جن yinn, es un ser fantástico de la mitología semítica  En ocasiones en vez de genio se usa el término árabe, usualmente transcrito jinn o djinn, son criaturas fantásticas de la mitología semítica. Su carácter es amoral e irreverente, pueden ser bromistas y embaucadores, pero no siempre son dañinos para el ser humano. Esta creencia se mantiene hasta nuestros días.

Los genios por lo general, son invisibles, aunque por momentos pueden adoptar diferentes formas (antropomorfas, plantas, o animales) y tienen la capacidad de influenciar espiritual y mentalmente al ser humano (posesión psíquica), pero no necesariamente utilizan estos poderes.

El Islam  incorporó parcialmente la antigua creencia en los genios, y de este modo son hoy personajes presentes en las tradiciones de todos los pueblos del área islámica. Es prácticamente seguro, sin embargo, que esos genios no responden únicamente a los genios semíticos originales, ya que la extensión del mensaje del Corán, impuso un mismo nombre a muchas manifestaciones distintas propias de los países islamizados. Así, en lugares donde el mazdeísmo hizo mella antes que el islam los genios son protagonistas de diversas prácticas mágicas alejadas de la ortodoxia suni; para los tuareg, son tentadores del desierto y ladrones nocturnos, así como para los musulmanes de la India pueden ser molestos invasores del hogar que deben ser expulsados usando ciertas suras del Corán, en una ceremonia no muy distinta del exorcismo católico.

El islam considera a los genios seres creados de fuego sin humo, dotados como el ser humano de libre albedrio y que pueden obedecer a Dios o bien Ibilis, el demonio, a quien a veces se describe como tal, es decir como ángel caído, y a veces es considerado genio:

Hemos creado al hombre de barro, de arcilla moldeable
Antes, del fuego ardiente habíamos creado a los genios.

(Corán 15, 26-27)

Los genios son, pues, la tercera clase de seres creada por Dios, junto a los hombres y los ángeles. La creencia en esta tercera raza marca una diferencia respecto a las otras dos religiones monoteístas (cristianismo y judaísmo).

Los genios, a diferencia de los ángeles, comparten el mundo físico con los seres humanos y son tangibles, aunque sean invisibles o adopten formas diversas. Los genios y los humanos pueden casarse y procrear. Por esta razón, la jurisprudencia medieval llegó a regular las condiciones relativas a matrimonio, descendencia y herencia entre genios y humanos. Fueron muchos los pensadores musulmanes medievales que dudaron de la existencia de los genios (no así de la de los ángeles) o directamente la negaron, como Avicena, Al-Farabi o Ibn Jaldún.

En la mitología romana, los genios (en latín, genius, plural genii),   eran espíritus protectores, análogos a los ángeles guardianes, invocados por la Iglesia de Roma. La creencia en estos espíritus se dio tanto en Roma como en  Grecia, donde fueron llamados δαίμονε daimones y parece que se creyó en ellos desde los tiempos más antiguos.

Los genios romanos son confundidos frecuentemente con los Manes, Lares y Penates,  teniendo de hecho una característica común, la de proteger a los mortales, pero también parece ser ésta su diferencia principal, ya que los genios son los poderes que producen la vida (dii genitales), un principio de fecundidad y acompañan al hombre en ella como su segundo o propio espíritu, mientras los otros poderes no comienzan a ejercer su influencia hasta que la vida, el trabajo de los genios, ha empezado.

En lo referente a su analogía con la Iglesia de Roma, al igual que para los cristianos todos nacen con un ángel guardián o protector, para los romanos todos nacían con un genio que bien podía ser  amistoso hacia una persona y hostil hacia otra, o bien se podía manifestar  a la misma persona de formas diferentes en momentos diferentes, es decir, a veces como un genio malo y a veces como uno bueno. Siguiendo con las analogías con la Iglesia de Roma todos los humanos nacían con dos genios , el del bien y el del mal, y que en nuestra muerte por su influencia ascendemos a un estado de existencia más elevado o bien somos condenados a uno inferior, lo que posteriormente para la Iglesia de Roma seria el cielo y el infierno.

Voy a poner una de las muchas clasificaciones de los genios en este caso basándonos en los genios como pertenecientes a los planos elementales, aire, fuego, tierra y agua.

En esta clasificación veremos características descritas anteriormente sobre los genios.

Djinn

Es el genio del plano elemental del aire

Pueden formar torbellinos de aire con los que atacan a sus enemigos. Su agilidad en el vuelo les hace casi incapturables. Son de carácter amigable, aunque pueden llegar a ser bastante despectivos con los seres que, a diferencia de ellos, necesitan alas para volar.

Su magia les permite crear comida y bebida, crear objetos de madera o de metal, crear ilusiones y hacerse invisibles o adoptar una forma gaseosa

Los Dijinn nobles son un tipo de genio que conceden 3 deseos y una vez concedidos quedan libres de servir a su invocador. Podemos apreciar una vez más la referencia a los cuentos en los que abundan estos personajes, sin ir más lejos “Aladino” que forma parte de “Las Mil y Una noches” posteriormente adaptado por Disney en una película,

Efreet

Son los genios del plano elemental de fuego y están hechos de basalto, bronce y llamas.

Si un Efreet, es capturado o invocado debe servir durante 1001 días o hasta conceder 3 deseos. Curiosamente son las mismas noches que tenía Sherezade para entretener al califa.

Su magia les permite transformarse en forma gaseosa, polimorfizarse (adoptar múltiples formas), crear muros de fuego, producir llamas y otros efectos piroténicos.Habitan en la llamada “Ciudad de Bronce “que es una enorme ciudadela flotante donde vive el Gran Sultán que gobierna a los Efreet

Dao

Es el genio del plano elemental de tierra.

Son malvados y de inteligencia media. Les gusta presentarse en el plano material primario ( el nuestro) para hacer el mal. Su magia les permite hacerse invisibles, adoptar forma gaseosa, crear una fuerza espectral, crear muros de piedra y desorientar a sus víctimas.

Estos genios habitan en un gran laberinto subterráneo, en el centro del cual vive el Kan (el Dao elegido para gobernar) .Entre los enemigos de los DAO se encuentran otros genios como los Dijinn. Los Efreet negocian frecuentemente con los DAO y por ese motivo ambos tipos de genios se toleran mutuamente.

Marid

Los Marids son los genios del plano elemental del agua, y son también los guerreros más poderosos que existen.

Son seres muy soberbios, egoístas e individualistas. Rara vez se muestran en nuestro plano, y son genios que no suelen acatar órdenes, por este motivo no suelen ser invocados para servir.

Pueden comunicarse con cualquier ente o criatura de cualquier plano mediante telepatía. Su control sobre su elemento, el agua, es espectacular. Pueden subir y bajar las aguas a voluntad, crear enormes muros de agua contenida, transformarse en agua, crear agua de la nada y transformar el aire en agua.

7 Comments on “Genios-Parte I”

    1. Gracias.Pronto habrá una segunda parte sobre el tema y también irán apareciendo nuevos personajes fantásticos y mitológicos.Si tienes alguna sugerencia sobre algún ser o personaje y esta dentro de mis posibilidades estaré encantado de intentar tratar el tema.

  1. una delicia de entrada, no la había comentado hasta hoy debido a falta de tiempo pero quería pasar para decir que me ha molado

    pd:la ilustración es un pasote

  2. Me encanta la página. Felicidades por todo, tanto por el interesante contenido como el visual, claro y fácil de leer. De nuevo felicidades por tan magnífico trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *